No importa el método que se utilice para limpiar los dientes siempre y cuando la placa sea eliminada regular y minuciosamente, y las encias no resulten dañadas.

La placa bacteriana vuelve a establecerse en la superficie de los dientes antes de 24 horas. De ahí que deba realizarse un correcto cepillado con dentífrico fluorado antes de acostarse por la noche, ya que durante el sueño disminuye la secreción de saliva y el diente se encuentra más expuesto al ataque ácido; además, cesa la función de arrastre de la lengua, labios y mejillas.

La técnica más sencilla es la de barrido horizontal o la de barrido con movimientos circulares, no realizando un cepillado demasiado enérgico. También es importante que la técnica sea sistemática, de manera que no se deje ninguna superficie sin limpiar.

1.- El cepillado puede comenzarse por las caras oclusales o masticatorias de los molares (muelas), realizando movimientos de delante hacia atrás.

2.- Se continúa por las superficies externas de los dientes, colocando el cepillo en un ángulo de 45º en contacto con la encía y el diente, y se realizan cortos desplazamientos en sentido anteroposterior con pequeños movimientos circulares para limpiar las zonas interdentarias.

3.- Se procede del mismo modo en las superficies internas, teniendo en cuenta que en el grupo anterior (incisivos y caninos), el cepillo debe colocarse en posición vertical.

4.- Los desplazamientos del cepillo deben ser cortos, y repetirlos unas 10 veces. Debemos también cepillar la lengua, el paladar y la cara interna de las mejillas.

5.- Dependiendo de la habilidad de cada persona, el cepillado debe durar unos 3-5 minutos en cada sesión.

 

Tu Clínica Dental en Burgos

Pordomingo.es utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación de los usuarios. Para más información, consulte nuestra Política sobre el uso de cookies.

Acepto las cookies para navegar por este sitio web