La movilidad dental es el movimiento horizontal y, en menor grado, axial de un diente en respuesta a las fuerzas normales, por ejemplo durante la oclusión.

Se refiere también a la movilidad de un diente como consecuencia de la pérdida de toda o una parte de su inserción y aparato de sostén, como se observa en la Periodontitis, el trauma oclusal y la periodontosis.

Todos los dientes tienen un ligero grado de movilidad fisiológica, siendo más móviles los dientes uniradiculares que los multiradiculares. La movilidad dental se debe, por un lado, a la elasticidad del ligamento periodontal y, por otro, a la deformación del hueso alveolar en respuesta a una tensión.

El progreso de la enfermedad periodontal, con la consiguiente pérdida de hueso alveolar, ocasiona un aumento de la movilidad de los dientes. De esta forma, la movilidad dental es un parámetro útil para el diagnóstico de la enfermedad periodontal.

 

Tu Clínica Dental en Burgos

Pordomingo.es utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación de los usuarios. Para más información, consulte nuestra Política sobre el uso de cookies.

Acepto las cookies para navegar por este sitio web