Las recesiones gingivales son un hallazgo clínico muy frecuente que a menudo ocasionan problemas estéticos para nuestros pacientes o no les permiten mantener un buen control de placa en estas zonas, lo cual puede derivar en sensibilidades o incluso en caries.

La recesión gingival es la pérdida total o parcial de la encía que cubre la raiz, teniendo como resultado un margen gingival. Se produce con mayor frecuencia en los caninos, primeros premolares maxilares e incisivos mandibulares.

Puede presentarse como consecuencia de la enfermedad periodental, como una lesión aislada o causada por un tratamiento previo.

Tu Clínica Dental en Burgos

Pordomingo.es utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación de los usuarios. Para más información, consulte nuestra Política sobre el uso de cookies.

Acepto las cookies para navegar por este sitio web