Los estudios realizados en Odontología demuestran que casi un 65% de los pacientes dentales experimentan ansiedad. Estos niveles de ansiedad son incluso considerablemente superiores en aquellos pacientes que no acuden a las consultas. Aunque no siempre se admita, la razón principal que esgrimen para no ponerse en manos de un dentista es el miedo que sienten.

La sedación consciente es un estado médico controlado de depresión de la conciencia que permite mantener todos los reflejos de defensa de la vía aérea, el paciente conserva su habilidad de tener su vía aérea libre en forma independiente y continua, permite una adecuada respuesta al estímulo físico o verbal, hay respuesta a órdenes verbales. Es decir, el paciente está tranquilo, no dormido.

El paciente está consciente pero con un grado de sedación adecuado que le permite colaborar con el odontólogo durante la intervención. No sentirá ningún dolor y no padecerá ansiedad o angustia. El médico anestesista está presente durante toda la intervención controlando el estado del paciente.

 

Tu Clínica dental en Burgos

Pordomingo.es utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación de los usuarios. Para más información, consulte nuestra Política sobre el uso de cookies.

Acepto las cookies para navegar por este sitio web